Anthony Doherty, víctima del “domingo sangriento”

dna.jpg«Todas las víctimas deberíamos apoyar los procesos de paz independientemente de quién nos haya dañado»

El Ulster sigue tratando de pasar definitivamente página de la violencia y el dolor. El proceso de paz dura allí ya casi 15 años; tiempo suficiente para apreciar desde el prisma vasco el largo camino que lleva a la reconciliación, y las similitudes y diferencias que hay entre ambos escenarios.

álvaro gonzález – DNA Lunes, 7 de Marzo de 2011

Detalles