La fiscal mantiene la acusación contra los miembros del 3 de marzo

Lino Mondragón, El Correo Gasteiz

imputados.jpgLas defensas piden su absolución tras cuestionar en el juicio la credibilidad del atestado policial

Dos películas diferentes sobre un mismo episodio. Ayer quedó visto para sentencia el juicio contra tres miembros de la Asociación de Víctimas del 3 de Marzo por presuntos delitos de «desórdenes públicos, resistencia, atentado a la autoridad, lesiones y coacciones», desarrollado en el juzgado de lo Penal número 1. Los hechos enjuiciados ocurrieron en una manifestación celebrada hace ahora más de tres años, en la primavera de 2006, cuando se celebraba el 30 aniversario de los trágicos sucesos de 1976. Aquel año, en el inicio de la transición del franquismo, cinco vitorianos murieron por disparos de la policía tras una asamblea obrera en la iglesia de San Francisco, en Zaramaga.

Details

Juicio a tres miembros de la asociación 3 de marzo

Gara fiscaliaLa Fiscalía mantiene la petición de penas de prisión para los imputadosLa Fiscalía mantiene las peticiones de prisión aun habiendo profundas contradicciones entre los testimonios actuales y los atestados, y entre los diferentes policías que fueron citados. Los abogados defensores pidieron la absolución, y concluyeron que las víctimas eran los imputados por haber recibido brutales agresiones, respaldadas con sendos informes médicos.

Details

M-3ko manifestazioaren bideoak zalantzan jarri du ertzainen bertsioa

Iñaki Larrañaga. BERRIA Gasteiz

foto-pegatina-monolito-euskera.jpg2006ko martxoaren 3ko manifestazioan atxilotutako pertsonak epailearen erabakiaren zain daude

Epaiketaren gakoa izan daitekeena azaldu da, orain arte ikusi gabeko bideo bat, alegia. Irudi eta soinu hauek zalantzan jarri dute liskarretan parte hartu zuten ertzainen bertsioa. Alde batetik, aste horretan zendu ziren bi euskal presoen argazkiak kentzeko agindua megafoniaz ez zela entzun erakusten du bideoak. Eta, bestetik, Josu Ormaetxea eta Andoni Txaskok ertzainek azaldutako bortizkeriarik ez zutela erabili. Orain, erabakia Arabako Lurralde Auzitegiko epailearen esku dago.

Details