Habéis perdido el juicio

Lander García (Miembro de Ahaztuak 1936-1977)

no-olvidamos.jpgHan pasado más de 33 años desde la masacre policial cometida en Zaramaga en 1976. Cinco asesinatos cometidos en Gasteiz, a plena luz del día, cinco luces apagadas por una noche de impunidad durante tres décadas. Sin embargo, la exigencia de Verdad y Justicia ha seguido encendida en todos los corazones de la clase trabajadora de Euskal Herria, gracias al compromiso de mucha gente y a la Asociación del 3 de Marzo especialmente. 33 años exigiendo Justicia, toda una vida luchando contra esa transición a la monarquía que impone el silencio y el olvido jurídico-político para todas las vulneraciones de derechos humanos cometidas por los aparatos del Estado franquista, tres décadas denunciando la ley de punto final dictada en 1977 para proteger a los criminales… y por fin, en 2009, el 3 de Marzo ha llegado a los tribunales. Este 7 de Julio no es sólo San Fermín.

Details

Represores impunes, doble represión

Editorial de GARA

3-03-78.jpgSi, como sienta el diccionario, paradoja es lo «inverosímil y absurdo, que se presenta con apariencias de verdadero», Gasteiz asistió ayer a la sublimación de lo paradójico en el juicio contra tres ciudadanos vascos acusados de «atentado, resistencia a la autoridad, lesiones y desórdenes públicos» en relación con los sucesos ocurridos hace tres años en el transcurso de la manifestación desarrollada en el treinta aniversario de la masacre policial de Zaramaga.

Details

DIGNIDAD

Artículo de Oier Azkarraga

detencion-andoni.bmpLa dignidad es una de esas cualidades raras entre la gente, una cualidad extraña que de vez en cuando toma forma con nombres y apellidos y se expresa de la mejor manera que puede, que es la dignidad revolucionaria.

Hoy, la dignidad revolucionaria ha tomado nombre y apellido, se ha encarnado en Andoni Txasko. Andoni, gran amigo y compañero, es victima del fatídico atentado del 3 de marzo de 1976, atentado contra la vida de 5 trabajadores, la integridad física de cientos de ellos y el orgullo de clase.

Details

UNA LEGISLACIÓN DEFRAUDADA

LA APLICACIÓN DE LA LEY DE LA MEMORIA HISTÓRICA

El pago de indemnizaciones por quienes murieron en defensa de la democracia es muy restrictivo

Por  Carlos Jiménez Villarejo(*)

El 3 de marzo de 1976, Vitoria vivió una jornada de movilización obrera y democrática reclamando mejores condiciones laborales y libertad sindical y política. Los trabajadores se concentraron en la iglesia de San Francisco de Asís, donde la policía franquista, dirigida por el entonces ministro y hoy senador por el Partido Popular Manuel Fraga, causó una gran masacre. Los trabajadores fueron desalojados con gases lacrimógenos y, cuando salían del templo, la policía les disparó de forma masiva e indiscriminada. Resultado: cinco muertos, cinco asesinados, y más de un centenar de lesionados, muchos de ellos heridos de bala.

Details