Fraga 1976 – Balza 2006

Cuando analizamos cifras y datos referidos a acontecimientos históricos de carácter político, inevitablemente nos encontramos con la frialdad del negro sobre blanco. Los textos inmortalizan sucesos pero nunca podrán recoger las emociones de los protagonistas, porque los sentimientos son indescriptibles. Aún así, quiero intentar transmitir por escrito lo que simboliza el 3 de marzo en Gasteiz.

Xehetasunak